Internacionales Noticias — 04 octubre 2012
Bolivia: YPFB retoma exploración en busca de gas y petróleo

Con el uso de última tecnología en sísmica 3D (resonancia subterránea en tres dimensiones), YPFB retomó ayer, después de 15 años, su actividad de exploración. Lo hará en el área Itaguazurenda, en el municipio cruceño de Charagua, en busca de nuevas reservas hidrocarburíferas.

El gerente nacional de Exploración y Explotación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Donald Osinaga, informó que la china Sinopec estará a cargo del levantamiento de datos con tecnología sísmica 3D para obtener imágenes de alta calidad del subsuelo.

El presidente del Estado, Evo Morales, asistió al acto y destacó que “gracias a la austeridad y la política de nacionalización mejoró la situación económica de Bolivia”. Llamó a las organizaciones sociales y a sus dirigentes a reflexionar sobre esta situación, para aportar al país.

Este trabajo, añadió Carlos Villegas, presidente de YPFB, permitirá ubicar el área donde se perforará el pozo exploratorio en las formaciones Iquiri y Tupambi de Itaguazurenda. “Es el primer proyecto de Sinopec en Bolivia y el primero de YPFB Casa Matriz. Ambas compañías encaramos este proyecto”, indicó Osinaga, quien luego destacó que este tipo de trabajo se realiza después de 15 años. En 1997, la entonces administración del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada capitalizó las empresas públicas, entre ellas YPFB.

Acto. Asistieron a la inauguración de la sísmica 3D en Itaguazurenda el mandatario Evo Morales, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; el embajador de China, Li Dong; el ejecutivo Villegas y los alcaldes de Charagua y Boyuibe, que se encuentran en la provincia Cordillera del departamento de Santa Cruz. En el evento se explicó que la exploración sísmica es un método que se utiliza para conocer la magnitud de los reservorios de gas y petróleo que hay debajo de la tierra.

El trabajo consiste en la emisión de ondas de sonido a través de generadores de energía que viajan por medio de las capas de roca y son registradas mediante instrumentos llamados “geófonos” para su interpretación posterior con sistemas de software especializados. “El trabajo es similar a una ecografía de la tierra”, dijo Donald Osinaga, quien después graficó que en esta tarea se abren caminos angostos en el terreno donde se explorará y, con la ayuda de instrumentos topográficos, se trazan líneas de varios kilómetros para obtener la orientación del curso de la línea sísmica. El gerente general de Sinopec en Bolivia, Shou Tong, detalló que la empresa invirtió $us 20 millones en equipo y maquinaria. “Tenemos 50 años de experiencia”, manifestó Tong y agregó que en Latinoamérica tienen instalados en distintos países 30 equipos 3D y en la China 80.

Con este nuevo periodo exploratorio, YPFB tiene programado un plan de actividades, aseguró el presidente de la estatal, Carlos Villegas. “Buscamos nuevas reservas”, añadió.

El fiscal técnico del proyecto, Jorge di Bello, refirió que esta tarea durará al menos seis meses ya que se realizarán pruebas exploratorias en al menos 7.234 pozos de sísmica. En cada uno de estos espacios se detonarán cuatro kilos de pentolita, un explosivo diseñado para esta tarea. “Esperamos resultados en los primeros meses de 2013”, indicó.

Fuente y foto: La Razón de Bolivia.

Artículos relacionados

Compartir

Acerca del administrador

Comentarios