Noticias Regionales — 23 abril 2012
Neuquén, Argentina: El ministro Coco dijo que hay al menos 300 pozos para estudiar

El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco, estuvo en esta localidad y explicó la situación del mercado hidrocarburífero tras la decisión de la presidenta, Cristina Fernández, de expropiar las acciones de Repsol en YPF.

Dijo estar de acuerdo con la expropiación “por una cuestión estratégica de país y sobre todo por el tipo de mercado energético que tiene Argentina”. Y señaló que “en mercados similares en el mundo no hay un país que no participe o tenga la empresa líder con participación del Estado ya sea mayoritaria o minoritaria”.

Coco sostuvo que “con los planes que se están insinuando y que van a empezar a ser realidad desde la semana que viene se van a aumentar los puestos de trabajo”.

Respecto de la polémica que se generó con Petrobras por el área Veta Escondida, dijo que “el decreto que el gobernador (Jorge Sapag) ya promulgó no se deroga, como no se va a derogar ningún decreto de ninguna de las áreas. Lo que sí le estamos diciendo a las compañías es que pueden hacer una oferta que le podemos dar prioridad para operar el yacimiento e invertir en el yacimiento conjuntamente con GyP, que va a ser el titular de la concesión”. Y adelantó que “se va a seguir con el proceso de las intimaciones”

A partir de la decisión de la Presidenta ¿se ha paralizado algún equipo en la cuenca neuquina?
No se ha paralizado ningún equipo; y es más, calculo que la semana que viene empiezan a movilizarse más equipos en la Provincia. El plan es muy agresivo en Neuquén. Nosotros en este momento tenemos 79 equipos, el plan de YPF era llevarlo a cien, todos arriba de 10.000 libras. Están todos los equipos a horizontes no convencionales y la decisión que se ha tomado ahora es ver todos los pozos que están parados (para) que se puedan colocar operativos (…)

¿De cuántos pozos estamos hablando?
Creo que en la provincia hay para estudiar no menos de 300, 400 pozos.

¿Cuál es la inversión que ustedes estiman que se debe hacer en la provincia para responder a la demanda energética?
Una cosa es tratar de sumar la mayor cantidad posible de gas y crudo al sistema. A corto plazo estimo que debe estar entre los 800 y 1.000 millones de dólares a nivel país.

¿A qué plazo se refiere?
Poner en marcha pozos, yacimientos con reservas comprobadas, eso, en un plazo de seis meses. De hecho esta semana y la que viene van a entrar al sistema, por lo menos en Neuquén, no menos de tres millones de metros cúbicos de gas. Con la cuenca neuquina, con los horizontes no convencionales, se podría llegar al autoabastecimiento del país en un lapso de cinco, seis años. Ahora para entrar en un sistema de abastecimiento se necesitarían aproximadamente 20 mil millones de dólares.

¿Qué impacto tiene en Neuquén la decisión de la Presidenta de expropiar las acciones de Repsol en YPF?
Desde el punto de vista de las fuentes de trabajo y la economía de la Provincia, el impacto es alto a muy alto. La Provincia donde más pozos se van a activar y donde hay mayor cantidad de inversionistas viendo esta nueva oportunidad es Neuquén. Por lo tanto tendríamos que ver a corto plazo un cambio importante en el mercado petrolero. Después, indudablemente como provincia Argentina, el ser parte y accionista de YPF también es una cosa que no teníamos pensado que podría ocurrir. Todavía no está la ecuación de cómo se van a repartir los porcentajes de acciones de las provincias perteneciente a la Ofephi, pero sumando reservas de gas y petróleo, Neuquén lidera las provincias de la Ofephi y si sumáramos recursos probables del no convencional la posición sería netamente dominante. La posición de la provincia va a ser importante y creo que va a ser la que va a tener la primera minoría, dentro de la minoría de las provincias (…)

En Neuquén, ¿YPF y el resto de las empresas también estaban dejando de invertir, no cumpliendo con las metas de inversión que se habían comprometido?
No. Las metas de inversión que se habían comprometido con el Gobierno las estaban cumpliendo. Eso lo hemos explicado varias veces cómo funciona nuestra Ley 2615 de renegociación de los contratos. Y eso se hizo por concesión y las concesiones tenían distintas áreas. Entonces, nosotros no discriminamos en los nuevos contratos si esas inversiones iban a gas o petróleo, o cómo se repartían en las distintas áreas dentro de las concesiones. Por lo tanto si una empresa, o el cien por ciento de las empresas puso por cada concesión una equis cantidad de recursos, esa cantidad de recursos se está cumpliendo, lo que pasa es que por ahí una concesión que tiene seis áreas, la aplican en cuatro o tres áreas y en el resto de las áreas no están aplicando inversiones. Lo que nosotros hicimos fue ir a buscar esas áreas en las cuales dentro de las concesiones no hay inversiones definidas (…)

La forma en que se hizo la expropiación, ¿cree que le puede generar a las empresas que operan en el sector o que estén interesadas algún tipo de reparo a la hora de invertir?
No. Es más, realmente nos ha sorprendido el interés que se ha manifestado a partir de este cambio de conducción de YPF. Todas las compañías que estaban en comunicación o negociando con YPF lo siguen haciendo. Es más, hemos tenido requerimientos de nuevas compañías para ver si hay oportunidades de negocios con la nueva YPF. Indudablemente hay algún tipo de repercusión seguramente en el sistema financiero, la calificación de YPF, que hace que por ahí sea más difícil acceder a capitales internacionales en el mundo financiero. Pero eso en la medida que YPF vaya normalizándose, vaya tomando la nueva conducción el control de la compañía y vayan por el camino correcto, eso se va a corregir (…) Las compañías, todas, han dicho que van a seguir apostando al país, van a seguir invirtiendo, siempre y cuando no se toquen las condiciones de borde del mercado, que es distinto a la expropiación de YPF. Si cambian las condiciones de borde de mercado, ahí sí estaríamos con algún tipo de problema, o un problema serio de inversiones en el país (…)

¿La política energética que venía llevando adelante el gobierno nacional ha fracasado en estos últimos años?
Yo no diría que ha fracasado la política energética del gobierno nacional, lo que pasa es que hay que evaluar y ver en qué contexto está Argentina. Es decir, Argentina tenía un crecimiento muy importante. He escuchado en varios medios a especialistas que dicen que no van a solucionar el problema estatizando YPF, porque en definitiva YPF tiene una porción del mercado del 30 por ciento, pero la realidad es que antes YPF era la empresa líder y tenía la mayoría del mercado. Por lo tanto, creo que no va a cambiar o va a ser la panacea de la solución de los problemas energéticos de este país la estatización de YPF, pero sí va a ser una gran ayuda porque YPF puede volver a liderar otra vez el mercado y puede tomar una posición dominante. Creo fervientemente que en el mediano plazo, YPF va a volver a ser la compañía dominante del mercado argentino, tranquilamente va a ser arriba del cincuenta por ciento de la torta energética del mercado del petróleo y del gas (…)

¿YPF es la única empresa que dejó de invertir en el país o en Neuquén, o las otras empresas también tienen el mismo comportamiento?
Bueno ha habido una reticencia de las compañías a invertir en gas. Eso lo venimos diciendo nosotros desde hace varios años, no ha cambiado el pensamiento del Gobierno y es fácil dilucidarlo porque si ustedes ven las áreas que nosotros hemos intimado y las áreas que hemos caducado son todas áreas de gas, no de petróleo.

¿Qué va a pasar con la liquidación de las regalías?
YPF va a tener que liquidar las regalías como lo venía haciendo. Vuelvo a repetir, eso es un tema estructural de la compañía y los temas estructurales de la compañía no se han tocado (…)

Los problemas para la importación de equipos, ¿ustedes ya hicieron ese reclamo?
Se ha hecho el reclamo y lo están haciendo las empresas. Es un problema serio que tiene el país.

Por un lado se criticaba a las empresas del sector y se le ponían trabas para importar equipamiento.
Es un problema. De hecho, sé que en Brasil no solamente el tema fue la mayor inversión en las áreas, el área que caducó en Neuquén, sino que Brasil se quejó de que una de las destilerías neuquinas no le podía cumplir los contratos porque no podía exportar y a la vez esa destilería no puede sacar un catalizador que necesita para terminar la destilería para tener un 6 por ciento más de nafta en el país. Todas las fracturas que estamos haciendo en shale oil, en shale gas se hace con arena importada porque todavía se está buscando canteras y arenas que cumplan con las condiciones técnicas para poder fracturar (…) Entonces, sí es un contrasentido de que estamos pidiendo más producción, pero nos encontramos con que directamente tenemos limitaciones muy importantes en las aduanas.

Fuente: La Mañana de Neuquén

Artículos relacionados

Compartir

Acerca del administrador

Comentarios